La Diputación aspira a que la perrera de O Salnés dé servicio a toda la provincia


Los dos refugios de animales que existen en la comarca de O Salnés -uno en Cambados, otro en Vilagarcía- están saturados. Ni siquiera el empeño puesto por quienes los regentan, voluntarios que dedican tiempo y esfuerzo al cuidado y rescate de perros y gatos abandonados, es suficiente para atender las necesidades de todos los concellos de la comarca. Por eso, en el seno de la Mancomunidade nació, va ya para doce años, la idea de construir una perrera que diese servicio a todos los municipios de la zona. Pero puede que las instalaciones construidas en Meis acaben abarcando a muchos más ayuntamientos. Según informó ayer la Diputación Provincial, este organismo está dispuesto a «liderar la gestión de la perrera», de tal forma que esta dé servicio a toda la provincia.
Y es que los perros abandonados se han convertido en un problema en prácticamente todos lados. Los ayuntamientos buscan soluciones donde pueden. La Mancomunidade del Ulla-Umia, por ejemplo, ya formalizó en su día su interés por utilizar las instalaciones construidas en Meis. Y podría haber más ayuntamientos interesados en aprovechar la inversión realizada en el corazón de O Salnés.

Estudio
La Diputación Provincial ha encargado a Jorge Domínguez que evalúe la viabilidad de ese proyecto. Él lo conoce bien, no en vano fue el presidente de O Salnés durante todos los años que duró la larga y lenta tramitación de estas instalaciones, que pudieron ser construidas gracias a la cesión de los terrenos por parte de los comuneros.
Mientras la Diputación de Pontevedra no decida si es posible o no dar carácter provincial a la perrera de Meis, las instalaciones seguirán en suspenso. El refugio fue inaugurado oficialmente en el mes de julio del año pasado, cuando una nutrida representación de políticos visitaron unas dependencias que presentaban entonces un aspecto desangelado: sin animales y sin muebles. Así siguen: nadie quiere dotar de material al recinto antes de que se vaya a poner en marcha, ya que lo apartado del lugar lo convertiría en blanco de los cacos, vándalos y los amigos de lo ajeno.
El vacío que reina en las flamantes instalaciones de Meis contrasta con la saturación que se registra en los refugios de animales que funcionan en los municipios de Cambados y de Vilagarcía, donde se espera como agua de mayo la apertura de las nuevas dependencias-refugio para animales abandonados.
Los responsables de las protectoras de animales que operan en la comarca de O Salnés han denunciado una y otra vez la situación crítica en la que se encuentran, y de la que salen solo gracias al voluntarismo y a las aportaciones económicas que realizan algunos ayuntamientos de la zona.
650 metros

Construidos
En una parcela de 5.000 cedida por los comuneros
500 canes

Previsión
El espacio se divide en habitáculos diferenciados
12 años

Tramitación
El proyecto ha consumido largos años de trabajo

http://www.lavozdegalicia.es/arousa/2011/12/03/0003_201112A3C6991.htm

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s